lunes, 5 de abril de 2010

Chía vs. Lino

El consumo de aceite de Lino ha sido prohibido en Francia y es utilizado con restricciones en Alemania, Suiza y Belgica. (Le Conseil d'Etat, 1973).

Ninguno de los factores tóxicos del lino ha sido encontrado en las semillas o el aceite de chía, ni se ha demostrado que sea perjudicial para los animales sometidos a ensayos alimenticios.

En las semillas de lino, se han encontrado factores antagónicos de las vitaminas del grupo B, los cuales han sido considerados como de riesgo para la salud humana Recientes descubrimientos muestran que los niveles bajos de vitaminas B en sangre estan ligados a un riesgo mayor de enfermedad cardiocoronaria fatal y apoplejía.

Debido a que el lino es la fuente más rica de SDG, y que éste compuesto, a través de la acción microbial, suprime el efecto del estrógeno en los mamíferos, se ha recomendado que se tenga un cuidado especial cuando se consume durante la gestación y la lactancia.

Cuando las semillas de lino se cocinan (pan, bollos, etc), la formas del SDG permanecen estables. Sin embargo, los productos que contienen lino y son elaborados comercialmente llevan la advertencia de que pueden ser potencialmente dañinos. Para que la semilla sea utilizada de forma segura, es necesario desintoxicarla. El proceso de desentoxicación utiliza solventes y en algunos casos no quedan del todo libres de sustancias tóxicas.